domingo, 26 de julio de 2015

ANALOG DAYS - THE INVENTION AND IMPACT OF THE MOOG SYNTHESIZER (TREVOR PINCH & FRANK TROCCO (HARWARD UNIVERSITY PRESS, 2002) (PDF)




DEDICADO A ANTONIO LUÍS GUILLÉN.

Mi hermano sónico Antonio Luís Guillén me prestó, hace aproximadamente un mes este maravilloso libro, uno de los más importantes que se han escrito sobre el sintetizador MOOG y todo su entorno.

Analog Days constituye cuando menos un libro sugestivo para el campo del estudio del Medio Musical Electrónico, aunque su novedad radica en la libertad con la cual los autores han reconstruido una rica historia que enhebra lo tecnológico y lo cultural sin abusar del lenguaje académico. En este sentido, es un libro que puede apelar a músicos, sociólogos, historiadores de la cultura o simplemente fanáticos de la música electrónica. 

En este libro, Pinch y Trocco se concentran en profundizar el estudio de la co-construcción de tecnología, cultura y sociedad siguiendo la historia del sintetizador electrónico. El sintetizador es un novedoso instrumento musical (según los autores “uno de esos raros momentos de la cultura musical, cuando algo genuinamente nuevo aparece”) cuyas innovaciones clave son el uso de controladores de voltaje para regular la intensidad del sonido, osciloscopios, filtros de sonido y formas de controlar el sonido como perillas, cables o teclas. Dentro de esta trayectoria, el Moog constituye un caso especial, tanto por el inusual carisma de su creador como por el relativo éxito que obtuvieron los sintetizadores Moog en una influyente generación de músicos.


Uno de los puntos más interesantes del texto es el análisis de las dificultades creadas en el momento de describir la música del sintetizador, las formas de usarlo y, los modos de reconocimiento de las personas que lo utilizaban. Si las primeras personas que escucharon el sintentizador Moog se preguntaron qué era esa “extraña mierda” (weird shit); con el correr del tiempo los músicos necesitaron crear un nuevo lenguaje para denominar aquello que estaban creando. El problema para nombrar a los músicos es otra constante (y esto no es un dato menor, ya que se relaciona con discusiones sobre la propiedad intelectual de la música). Al principio no se los consideraba músicos sino “técnicos” en sonido. La lucha por el reconocimiento del instrumento se encuentra profundamente enlazada con el reconocimiento de la música electrónica y de los músicos en medio de la batalla cultural de las décadas de 1960 y 1970. Estas controversias no se encuentran separadas de la disputa por la forma o el uso del artefacto. Al contrario, forman parte de la construcción de su funcionamiento. Algo similar ocurre con la transformación sexual del músico Walter Carlos en Wendy Carlos durante el éxito de Swiched-on-Bach 2 o con el enamoramiento de la artista Suzanne Cianni con su sintetizador Buchla 200 (durante un tiempo, el sintetizador fue su única forma de compañía). Estos artistas resignificaban el sintetizador de acuerdo con los valores contraculturales de la época, transformándolo así en un instrumento de liberación sexual y política. 

La operación que Pinch y Trocco describen es llamativa, no sólo porque cuentan sin inhibiciones la compleja relación hombre-máquina, sino principalmente porque descentran el uso y las significaciones otorgadas al artefacto durante el momento de clausura del significado. El significado y el diseño del artefacto se convierten, de esta forma, en el resultado de una micropolítica semiótico-material que busca al mismo tiempo construir y dar nombre a nuevas relaciones, nuevos sonidos y nuevas subjetividades.

En suma, Analog Days constituye un buen ejemplo de cómo se puede estudiar el interminable juego de luchas y negociaciones que construyen artefactos al mismo tiempo que subjetividades y cultura. Pero principalmente, es un ejemplo de cómo es posible contar de manera agradable las historias de los artefactos tecnológicos sin dejar de experimentar teóricamente.

Disfrutad de esta obra.






Password para descomprimir el rar: STAHLFABRIK
Password to unzip the rar: STAHLFABRIK

4 comentarios:

  1. El libro se descarga, pero da error de contraseña cuando se intenta descomprimir. ¿Podría estar dañado-puteado el archivo ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Lo he descargado de los tres servidores y no me da error, incluso lo he probado desde un ordenador ajeno y con otro navegador y no da problema. Inténtalo de nuevo y si alguien más tiene problemas con este archivo, que nos lo haga saber, por favor.
      Gracias.

      Eliminar
    2. Recuerda que la contraseña es: STAHLFABRIK.

      Eliminar